Consultorio Amoroso
Noelias.com es una comunidad donde puedes compartir tus problemas de forma anónima y pedir consejos. Nuestra comunidad te responderá y tratará de ayudarte siempre respetándote y sin juzgarte.

Click aquí para publicar tu consulta













rss feeds RSS / /

Las mujeres y el sexo prohibido

Por Enplenitud.com

Muchos creen que es una condición humana el saborear el “plato” de otro, y que éste a veces tiene mejor gusto que el propio.
Algunos estudios demostraron que estas mujeres buscan algo que las otras tienen. Es decir que piensan que si una mujer está con ese hombre, algo debe tener como para tentarse a tener una relación con él y averiguarlo.

Esto sucede todo el tiempo. Quizás sea por envidia, pero no es la única explicación.
Es frecuente que si una mujer entra a un restaurante o a un bar acompañada de un hombre, inmediatamente las otras mujeres comenzarán a mirarlo, probablemente porque asumen que ellas son más sexies y lindas que la mujer que acompaña al hombre y por eso requieren su atención.

Estas mujeres suelen amar el desafío, la emoción y jugar con los límites. Por eso creen que tener sexo con otro hombre (si es casado mejor) es como probar un plato exótico cada tanto, y no comer pollo todos los días.

La excitación de lo prohibido
Existen muchos ejemplos. Uno de ellos lo cuenta Eugenia, médica en un hospital privado, que admite que tuvo sexo con un hombre casado que trabajaba con ella. “Era muy divertido porque tuvimos que tener mucho cuidado de que no nos descubrieran. Hacerlo de esa manera tan rápida en el horario del almuerzo me causaba mucha excitación.” Ella admite que tuvo muchos momentos de diversión hasta que él se empezó a comportar de una manera posesiva y lo mejor fue terminar con esa relación.

Además admite que siempre le pareció inmoral el comportamiento de las mujeres que salían con hombres casados, pero aclara que “existe una diferencia en salir con alguien casado que en tener relaciones sexuales ocasionales sin involucrarse con esa persona”.

Soy mejor que ella
Muchos hombres suelen contarles a sus amantes todas las cosas que solían hacer en la cama con sus esposas, y ya no hacen.
Es una manera de hacerles saber lo que realmente les gusta que le hagan y hace mucho que no lo pueden concretar.

De esta manera la mujer “amante” busca competir con la mujer “esposa”, y lograr desempeñarse mejor. Lo único que quieren es ganar, ganarle a esa otra mujer.

Y a los hombres les gusta ver que están compitiendo por él sin saberlo.

Igualmente las mujeres “amantes” notarán que en realidad nunca ganarán esa carrera y que están compitiendo contra algo imposible de lograr: quedarse con ese hombre.

Pero a muchas no les importa y siguen adelante con esa empresa.

El sí que sabe lo que una mujer quiere
También existen mujeres que creen que el anillo de casado le da al hombre una mayor experiencia sexual por haberse acostado durante tanto tiempo con la misma mujer.

Algunas mujeres empiezan a salir con ese hombre sin saber que están casados realmente. Mireylis, por ejemplo, cuenta: “Salí por cuatro meses con un hombre sin saber que era casado, hasta que un día se olvidó de sacarse el anillo. Igualmente eso no me importó y luego de que me enteré comenzó a tratarme como a una reina, mucho mejor que antes.”

Cuando se le pregunto si ella amaba a ese hombre contestó: “¿Amarlo? Sí seguro, pero por ese momento. Él me hizo dar cuenta de que nunca debo confiar en un hombre. Por lo menos sé que tiene una esposa en la casa y no me preocupo por ver con quién sale y si me puede engañar. Además él sabe que no tiene ningún derecho a ser celoso o posesivo. Así que, mientras, puedo vivir mi vida sin ataduras”.

Además asegura que “es maravilloso tener sexo con él ya que se desempeña mejor en la cama, haciendo cosas que jamás se animaría a hacer con su esposa.”

Sólo se trata de sexo
Muchas desean que ese hombre casado deje a su esposa y comience una nueva vida con su amante. Pero algunos se equivocan al tomar esa decisión.

Muchos creen que pueden comenzar una nueva vida con sus amantes pero al dejar a su esposa sienten que en realidad lo que les sucede con su amante no es amor, sino algo carnal, algo físico.

El sexo con un hombre casado debe recordarles a las mujeres que sólo se trata de sexo.
Una vez que se transforma en una relación verdadera las cosas cambian, comienzan a ser celosos, posesivos, y después de todo hay que pensar que por algo engañó a su mujer, por lo que podría pasar lo mismo con ellas.

Muchas veces las mujeres llaman a los hombres “cerdos” y dicen que son todos iguales, que engañan a sus mujeres.

Pero cuando una mujer duerme con un hombre casado, aunque crea que en realidad es pura responsabilidad de él, ¿qué es lo que está haciendo? ¿Acaso no es lo mismo?

El consejo, entonces, tanto para los hombres casados o para las mujeres engañadas: es cambiar las rutinas e ir de vez en cuando a algún hotel alojamiento para cumplir todas las fantasías de ambos y sentir que están teniendo sexo con una persona totalmente desconocida.


Artículos Destacados